• Regístrate y participa. ¡Solo tardas dos minutos!

Ordenadores, emociones y tratamientos

  • Autor Catalina
  • Fecha de inicio
Los ordenadores ya distinguen entre 21 expresiones faciales

La clasificación de las emociones complejas ayudará al tratamiento del autismo y del trastorno postraumático.

Redaccion. Madrid | | 01/04/2014 00:00



imagen-quay-24392472_1.jpg




Investigadores de la Universidad estatal de Ohio han desarrollado un procedimiento para que los ordenadores reconozcan 21 expresiones faciales distintas, aunque sean emociones complejas o aparentemente contradictorias como "felizmente asqueado" o "tristemente enfadado". El estudio, que se publica hoy en Procedings of the National Academy of Sciences, ha sido capaz de hallar más del triple de expresiones faciales documentadas hasta el momento, lo que promoverá el análisis cognitivo.
Los resultados del estudio ayudarán a identificar el mapa de emociones cerebrales e incluso al diagnóstico y tratamiento de enfermedades mentales como el autismo y el trastorno por estrés postraumático gracias a la clasificación de las emociones sin necesidad de explicarlas.
"Vamos más allá de las emociones simples que expresan felicidad o tristeza", afirma Aleix Martinez, profesor de electrónica e ingeniería informática de la Universidad de Ohio. Los científicos han encontrado una gran consistencia en la forma de mover los músculos faciales para expresar estas 21 categorías de emociones. Según Martinez, "es maravilloso comprobar que todas las personas expresen sus emociones a través de los mismos gestos, al menos en nuestra cultura", puntualiza.
Emociones complejas
Hasta ahora los científicos cognitivos habían limitado sus estudios a seis emociones básicas: feliz, triste, enfadado, asustado, sorprendido y asqueado, y la mayoría de ellas eran fácilmente atribuibles a sus gestos. Pero, aunque el mapa cerebral encargado de las emociones se nutra de estas seis emociones, "proporciona una imagen abstracta de la persona pero no muestra la realidad", subraya Martínez, ya que la mezcla de emociones y la complejidad del ser humano dificultan la clasificación de emociones.
Pese a esta dificultad, la mayoría de los voluntarios mostraron emociones similares. El 93 por ciento de ellos expresaron de la misma manera el sentimiento de felicidad y sorpresa, ojos abiertos de asombro y mejillas elevada de alegría. Del mismo modo, las emociones contradictorias se expresaban a través de la partición de los gestos de la cara: así, para expresar la felicidad junto al asco, los voluntarios contraían los ojos, mostrando rechazo mientras mantenían sus mejillas levantadas.
 
Arriba