• Regístrate y participa. ¡Solo tardas dos minutos!

El poder curativo de la palabra

  • Autor Zaira
  • Fecha de inicio
Z

Zaira

Las personas que sufren un trastorno afectivo pueden beneficiarse de hablar o escribir sobre sus vivencias.

Pennebaker afirma que hablar o escribir sobre los sucesos vitales de carácter negativo, como puede ser un proceso de duelo, permite revisar la experiencia, y al volver sobre ella le impone cierto grado de organización. También permite que los estados emocionales asociados, en el curso de su traducción a palabras, se clarifiquen. Este contacto con el material psíquico, que ciertos mecanismos de defensa tienden a encubrir, va a facilitar una reestructuración cognitiva. Lo que quizás era vago, fragmentario, o apenas intuido, adquiere un sentido y una presencia plenos, pues el discurso que se articula dificulta las estrategias de evitación.


Procesos de aprendizaje y evitación


Situaciones disfuncionales, por ejemplo el rechazo a aceptar la pérdida de un ser querido, pueden estar mantenidas por mecanismos que la psicología del aprendizaje describe. Uno de ellos es el reforzamiento negativo.

Este mecanismo, en ocasiones constituido como línea de defensa contra lo que es percibido como una amenaza, consiste en que aquellas conductas que se asocian con un alivio del malestar o de la tensión tienden a aumentar la probabilidad de ocurrencia después de cada nuevo ensayo. La conducta (rascarse) produce un alivio (desaparece momentáneamente el picor), de manera que, cuando se vuelva a sentir la molestia, la conducta ya reforzada con el alivio del malestar anteriormente aparecerá con mayor probabilidad. La conducta ha quedado bajo el imperio de las consecuencias inmediatas o a corto plazo. A medio o largo plazo esas consecuencias pueden convertirse en negativas (irritación de la piel, infección), pero su erradicación no siempre es fácil.

La evitación es un mecanismo que, de acuerdo con lo descrito, proporciona un alivio inmediato de la ansiedad. Al no afrontar una experiencia dolorosa o al postergar la resolución de un problema embarazoso se experimenta la sensación de distanciarse de la dificultad, pero ésta permanece. Los miedos, las fobias, el duelo, las conductas asociadas a los trastornos del estado de ánimo son susceptibles de quedar bajo el control del reforzamiento negativo.


Leer más +


Narración y psicoterapia

Cuando en el transcurso de la relación terapeuta-cliente el primero pregunta, no siempre es para obtener información. Si el cliente se siente interrogado depositará su atención más en la interacción que en su propio proceso interno. El terapeuta indaga más que interroga; más que preguntar para hacer acopio de información, invita al cliente a que incremente su nivel de conciencia en relación con sus vivencias, para que a partir de este contacto pueda iniciar una exploración de su paisaje íntimo. Se cuenta a sí mismo, si es conducido con habilidad, lo que hasta entonces se había sustraído por temor a suscitar emociones confusas o dolorosas, y el terapeuta deberá incluso alentarlas si ello puede contribuir al procesamiento de las zonas oscuras hasta ahora evitadas.

La investigación de Pennebaker demuestra que limitarse a describir objetivamente un suceso importante no contribuye a experimentar un proceso de mejora de la salud psicológica. En cambio, hacerlo emocionalmente, dándose permiso para sacar a la luz sin filtros ni distorsiones lo que uno siente, sí puede hacerlo. Estas conclusiones explican el sentido y la importancia social de rituales como el velatorio o el pésame, amparados en los cuales los dolientes están legitimados para manifestar su dolor a la vez que reciben el amparo de la comunidad, dispuesta, en esta ocasión, a escuchar generosamente y a interactuar en un entorno de resonancia emocional que disuade de la evitación.

Los ejercicios de escritura emocional, al ordenar en forma de narración coherente los hechos traumáticos, permiten poner en contacto el yo previo al suceso con el yo actual. Lo que en su momento no pudo ser asimilado empieza a tender puentes con el sujeto narrador y haciéndose un hueco en su configuración personal actual.

Copyright del artículo: Juan Anselmo Ginard Vicens. Contacta con el autor de este artículo para obtener su permiso y autorización expresa para poder usar o publicar su contenido de forma total o parcial.

Leer más +
 

Luisete

Usuario veterano
Registrado
10/12/14
Mensajes
522
País
por algún lugar
Género
Masculino
Ánimo
muy bajo
muy bueno; me encanta la relación entre escritura y psicología; precisamente me metí en la escritura creativa a raiz de mis males...y algo me alivia; el problema es que a veces uno está tan harto de todo que no salen las palabras

Saludos
 
Arriba