• Regístrate y participa. ¡Solo tardas dos minutos!

Cuentos para pensar...

L

LB

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=2Cmwbi5O3Rg
 
L

LB

Era un hombre que había oído hablar mucho de la preciosa y aromática madera de sándalo, pero que nunca había tenido ocasión de verla. Había surgido en él un fuerte deseo por conocer la apreciada madera de sándalo. Para satisfacer su propósito, decidió escribir a todos sus amigos y solicitarles un trozo de madera de esta clase. Pensó que alguno tendría la bondad de enviársela. Así, comenzó a escribir cartas y cartas, durante varios días, siempre con el mismo ruego: "Por favor, enviadme madera de sándalo". Pero un día, de súbito, mientras estaba ante el papel, pensativo, mordisqueó el lápiz con el que tantas cartas escribiera, y de repente olió la madera del lápiz y descubrió que era de sándalo.

El Maestro dice: Si la percepción está embotada, se estrella en las apariencias de las cosas
 
L

LB

La Historia del Martillo


Un hombre quiere colgar un cuadro. El clavo ya lo tiene, pero le falta un martillo. El vecino tiene uno. Así pues, nuestro hombre decide pedir al vecino que le preste el martillo. Pero le asalta una duda: ¿Qué? ¿Y si no quiere prestármelo? Ahora recuerdo que ayer me saludó algo distraído. Quizás tenía prisa. Pero quizás la prisa no era más que un pretexto, y el hombre abriga algo contra mí. ¿Qué puede ser? Yo no le he hecho nada; algo se habrá metido en la cabeza. Si alguien me pidiese prestada alguna herramienta, yo se la dejaría enseguida. ¿Por qué no ha de hacerlo él también? ¿Cómo puede uno negarse a hacer un favor tan sencillo a otro? Tipos como éste le amargan a uno la vida. Y luego todavía se imagina que dependo de él. Sólo porque tiene un martillo. Esto ya es el colmo. Así nuestro hombre sale precipitado a casa del vecino, toca el timbre, se abre la puerta y, antes de que el vecino tenga tiempo de decir «buenos días», nuestro hombre le grita furioso: "¿Sabe que le digo? ¡Que se puede usted quedar con su martillo, sinvergüenza!


Fuente: El arte de amargarse la vida- Paul Watzlawick-
 
C

Catalina

Un periodista le hizo una entrevista al Dalai Lama, al entrar en la habitación le preguntó: "¿Qué es lo que más le sorprende de la humanidad?"

A lo que él respondió:



"Que se aburren de ser niños y quieren crecer rápido, para después desear ser niños otra vez.

Que desperdician la salud para hacer dinero y luego pierden el dinero para recuperar la salud.

Que ansían el futuro y olvidan el presente y así no viven ni el presente ni el futuro.

Que viven como si nunca fuesen a morir y mueren como si nunca hubieran vivido..."



Quedé en silencio un rato y le dije: "Pero, ¿cuáles son las lecciones de vida que debemos aprender?"



Y con una sonrisa respondió:

"Que no pueden hacer que nadie los ame, sino dejarse amar,

que lo más valioso en la vida no es lo que tenemos, sino a quien tenemos,

que una persona rica no es quien tiene más, sino quien necesita menos y que el dinero puede comprar todo menos la felicidad...

Que el físico atrae pero la personalidad enamora,

que quien no valora llo que tiene, algún día se lamentará por haberlo perdido,

y que quien hace mal algún día recibirá su merecido.

Si quieres ser feliz, haz feliz a alguien.

Si quieres recibir, da un poco de ti, rodéate de buenas personas y sé una de ellas.

Recuerda, a veces a quien menos esperas es quien te hará vivir buenas experiencias!

Nunca arruines tu presente por un pasado que no tiene futuro.

Una persona fuerte sabe cómo mantener en orden su vida. Aún con lágrimas en los ojos, se las arregla para decir con una sonrisa: "Estoy bien"


Ampliar esta imagen.Reducir esta imagen Clic aquí para ver su tamaño original
554406_277932872325534_1119720432_n.jpg
 
A

Annamas

Ni tu ni yo somos los mismos
El Buda fue el hombre más despierto de su época. Nadie como él comprendió el sufrimiento humano y desarrolló la benevolencia y la compasión. Entre sus primos, se encontraba el perverso Devadatta, siempre celoso del maestro y empeñado en desacreditarlo e incluso dispuesto a matarlo.Cierto día que el Buda estaba paseando tranquilamente, Devadatta, a su paso, le arrojó una pesada roca desde la cima de una colina, con la intención de acabar con su vida. Sin embargo, la roca sólo cayó al lado del Buda y Devadatta no pudo conseguir su objetivo. El Buda se dio cuenta de lo sucedido permaneció impasible, sin perder la sonrisa de los labios.Días después, el Buda se cruzó con su primo y lo saludó afectuosamente.Muy sorprendido, Devadatta preguntó:--¿No estás enfadado, señor?--No, claro que no.Sin salir de su asombro, inquirió:--¿Por qué?Y el Buda dijo:--Porque ni tú eres ya el que arrojó la roca, ni yo soy ya el que estaba allí cuando me fue arrojada. *El Maestro dice: Para el que sabe ver, todo es transitorio: para el que sabe amar, todo es perdonable.
 

Leo

Usuario veterano
Registrado
9/7/14
Mensajes
1.132
Edad
36
Género
Femenino
Ánimo
adaptandome a las circunstancias
Me encanta este hilo!!! [emoji2][emoji2][emoji2]
 

Runa

Usuario veterano
Registrado
31/12/14
Mensajes
1.501
Género
Femenino
Ánimo
variable
Sobre un término psicológico muy relacionado con la depresión. Indefensión aprendida explicada por Jorge Bucay (El elefante encadenado)

http://www.youtube.com/watch?v=GrPabK-N6NE&feature=youtube_gdata_player
 

Runa

Usuario veterano
Registrado
31/12/14
Mensajes
1.501
Género
Femenino
Ánimo
variable
A este cuento le tengo un cariño especial. Sobre defectos y virtudes.
El cántaro rajado
Un repartidor de agua en la India tenía dos grandes cántaros, que colgaban en los extremos de un palo, que él sostenía sobre sus hombros. Uno de los cántaros tenía varias grietas, mientras que el otro estaba perfecto y siempre conservaba toda el agua al final de la gran caminata, desde el arroyo hasta la casa de su maestro. En cambio, el cántaro rajado llegaba tan sólo con la mitad del agua en su interior.

Por dos años, esto sucedió diariamente con el repartidor, entregando un cántaro y medio, llenos de agua, en la casa de su maestro. Desde luego, el cántaro perfecto estaba orgulloso de su irreprochable cumplimiento del fin con que fuera hecho. Pero, la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque sólo podía cumplir con la mitad de todo lo que se suponía que era su obligación.

Después de dos años, el cántaro rajado le habló al aguatero diciéndole:

—Estoy avergonzado de mí y quiero disculparme contigo.

—¿Por qué? ¿De qué estás avergonzado? —preguntó el repartidor.

—Porque debido a mis grietas solo puedes entregar parte de mi carga y obtienes la mitad del valor que deberías recibir —dijo el cántaro.

El repartidor de agua se sintió mal por el viejo cántaro rajado y le dijo compasivamente:

—Cuando regresemos a la casa del maestro, quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del sendero.

En efecto, mientras subían la colina, el viejo cántaro se dio cuenta de las hermosas flores crecidas sobre su lado del camino, y esto lo alentó un poco. Pero al final del trayecto, él todavía se sentía mal por haber repartido sólo la mitad de su capacidad, y nuevamente se disculpó al aguatero por sus fallas.

El repartidor le dijo entonces:

—¿Te has dado cuenta que las flores sólo crecen en tu lado del camino? Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello. Planté semillas de flores en tu lado del camino, y cada mañana, mientras caminábamos de vuelta sobre el sendero, las regabas despaciosamente. Por dos años, he podido recoger estas hermosas flores para decorar el altar de mi maestro. Si no fueras exactamente como eres, con todo y tus defectos, no hubiera sido posible crear esta belleza.

Autor Desconocido
 

Azul_

Usuario poco activo
Registrado
17/1/15
Mensajes
17
País
Chile, Santiago
Género
Masculino
Ánimo
...
Muy buenos el del cantaro y el elefante encadenado runa!
 
C

Catalina

#‎Aunque_se_pierdan_batallas‬


Un soldado destacado en la Selva recibe una carta de su novia desde Lima, La carta decía lo siguiente:”Querido Luís: Ya no puedo continuar con esta relación. La distancia que nos separa es demasiado grande. Tengo que admitir que te he sido infiel tres veces desde que te fuiste y creo que ni tú ni yo nos merecemos esto, lo siento.
Por favor devuélveme la foto que te envié.
Con mucho amor,...
María”El soldado, muy herido, le pidió a todos sus compañeros del batallón que le regalaran fotos de sus novias, hermanas, amigas, tías, primas, etc. Junto con la foto de María incluyó todas esas otras fotos que había recolectado de sus amigos. Había 89 fotos en el
sobre y una nota que decía:
“María,
Perdóname, pero no puedo recordar quien eres. Por favor, busca tu foto en el paquete y me devuelves el resto.
Luis”
MORALEJA:
Aún derrotado… hay que SABER GOLPEAR AL ENEMIGO
 
C

Catalina

La historia de López.

Cada uno elige cómo vivir su vida… y al final, la actitud lo es todo. López era el tipo de persona que te encantaría ser.
Siempre estaba de buen humor y siempre tenía algo positivo que decir. Cuando alguien le preguntaba cómo le iba, el respondía: "Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo".
Había tenido varios destinos y varios de sus colaboradores le habían seguido en todos ellos, por su actitud: era un motivador natural. Si un empleado tenía un mal día, López estaba ahí para decirle al empleado cómo ver el lado positivo de la situación.
Este estilo me causó curiosidad, así que un día fui a buscar a López y le pregunté:
- No te entiendo, no es posible ser una persona positiva todo el tiempo. ¿Cómo lo haces?...
López respondió: Cada mañana me despierto y me digo a mi mismo: “López, tienes dos opciones hoy: puedes escoger estar de buen humor o puedes escoger estar de mal humor; escojo estar de buen humor". Cada vez que sucede algo malo, puedo escoger entre ser una víctima o aprender de ello. Escojo aprender de ello".
Cada vez que alguien viene a mí para quejarse, puedo aceptar su queja o puedo señalarle el lado positivo de la vida. Escojo señalarle el lado positivo de la vida.
- Si, claro, pero no es tan fácil, protesté.
- Sí lo es, dijo López. Todo en la vida es acerca de elecciones.
Cuando quitas todo lo demás, cada situación es una elección. Tú eliges cómo reaccionar ante cada situación, tú eliges cómo la gente afectará tu estado de ánimo, tú eliges estar de buen humor o mal humor.
En resumen, TU ELIGES COMO VIVIR TU VIDA.
Reflexioné en lo que López me dijo...
Poco tiempo después, por cuestiones de residencia, perdimos contacto, pero con frecuencia pensaba en López, cuando tenía que hacer una elección en la vida en vez de reaccionar contra ella.
Varios años más tarde, me enteré que López dejó abierta la puerta de atrás de su negocio, y fue asaltado por tres ladrones armados.
Mientras trataba de abrir la caja fuerte, su mano, temblando por el nerviosismo, resbaló de la combinación. Los asaltantes sintieron pánico y le dispararon.
Con mucha suerte, López fue encontrado relativamente pronto y llevado de emergencia a una clínica; después de ocho horas de cirugía y semanas de terapia intensiva fue dado de alta, aún con fragmentos de bala en su cuerpo.
Me encontré con López seis meses después del incidente, y cuando le pregunté como estaba, me respondió: "Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo".
Le pregunté que pasó por su mente en el momento del asalto. Contestó:
“Lo primero que vino a mi mente fue que debí haber cerrado con llave la puerta de atrás. Cuando estaba tirado en el piso, recordé que tenía dos opciones: podía elegir vivir o podía elegir morir. Elegí vivir".
"¿No sentiste miedo?“ le pregunté.
López continuó: "Los médicos fueron geniales. No dejaban de decirme que iba a estar bien. Pero cuando me llevaron al quirófano, las expresiones en las caras de los médicos y enfermeras me asustaron. Podía leer en sus ojos: "es hombre muerto." Supe entonces que debía tomar una decisión”.
"¿Qué hiciste?" pregunté.
López me dijo: "Bueno, uno de los médicos me preguntó si era alérgico a algo, y respirando profundo grité:
- "Si, a las balas" - Mientras reían, les dije: "estoy escogiendo vivir, opérenme como si estuviera vivo, no muerto".
López vivió por la maestría de los médicos, pero sobre todo por su asombrosa actitud. Aprendió que CADA DÍA TENEMOS LA ELECCIÓN DE VIVIR PLENAMENTE.
Sólo se frustran quienes dejan de ver la parte positiva de sus resultados y de la vida. La ACTITUD, al final, lo es todo.
La decisión de cómo eres, cómo te ves, cómo te sientes, cómo vives, ¡Es tuya!
Que tengas un buen día!
 
Arriba