• Regístrate y participa. ¡Solo tardas dos minutos!

Familiar Convivir con una persona con tlp

  • Autor Catalina
  • Fecha de inicio
Familiar
C

Catalina

tlptratamientos.jpg
Convivir con una persona con TLP requiere mucha paciencia, empatía, comprensión y apoyo emocional.

Por ello, ofrecemos unos consejos que pueden ayudar a paliar las consecuencias que pueda conllevar esta experiencia.

Es importante acompañar a tu ser querido con TLP a sus consultas con los especialistas, haciéndole comprender que no está solo y que no tiene por qué sentirse abandonado. Pueden ser necesarias terapias con tu ser querido, ya que en ocasiones e inconscientemente podemos empeorarle con nuestras conductas, aunque sean con buena intención. Potenciar las habilidades acertadas es importante para mejorar la relación, comprenderle y apoyarle.
Evitar conductas abusivas también es esencial, dándole confianza sin permitir que se de un abuso de ella. Cuando una persona con TLP se siente atrapada puede adoptar estrategias que pueden resultar manipuladoras (sin serlo) para escapar de ese estrés.
Otra medida consiste en establecer límites saludables de tiempo de atención para que la persona con TLP no se aferre a ti de forma dependiente, dándole a conocer tales límites y normas, y a pesar de que al principio pueda mostrarse reticente y resultar incómodo.
Un ambiente tranquilo, aprender a dejar las emociones a un lado, marca una diferencia en este tipo de procesos. Tratar asuntos de alto contenido emocional puede hacer que la persona con TLP recuerde heridas pasadas y es fácil que ello la induzca una crisis de ira. Si empieza a tener este tipo de pensamientos hay que intentar desviar la conversación hacia cosas más neutras.
Si la persona con TLP amenaza con suicidarse déjale claras las consecuencias. No entres en su juego de llamada de atención. Déjale claro que si hace algo llamarás a la policía o a los servicios pertinentes. Si vieras que su vida corre peligro llama inmediatamente a los profesionales.
Cuando una persona con TLP sufre una crisis, después suele albergar un intenso sentimiento de culpabilidad, sintiendo una gran vergüenza. Después de ello, cuando haya regresado la calma, es importante explicarle qué forma seria la más apropiada para actuar, apuntándola si es necesario.
Intenta animarlo de forma adecuada y sin confundirla. Por ejemplo, cuando la persona con TLP pueda decir :“soy muy mala persona” después de una crisis, y en lugar de decirle :“no eres mala persona, eres buena persona” ya que esto le puede confundir con los pensamientos que tiene. La forma más apropiada de contestarle es: “Sé que te sientes mal por lo que has hecho y por eso piensas que eres una mala persona”. Aun así, después de ello, hay que seguir estando atento a su conducta, y no sólo prestarle atención de forma especial cuando está en la crisis. Dejar de prestarle atención, creyendo que ya está mejor, puede ocasionar una recaída por sentirse una persona con TLP abandonada.
Por otro lado, no hay que olvidar que en este proceso también es importante dedicar momentos para ti y para cuidarte. Disfruta de los momentos de tranquilidad.
Si lo ves necesario acude a grupos de apoyo. Relacionarse con personas que pasan por lo mismo puede ayudar, ampliar la perspectiva y ver las cosas de distinto modo.
Fuente: uncomoa
 
C

Catalina

RELACIONES Y CONVIVENCIA.


Las relaciones de pareja pueden verse afectadas por ciertos rasgos de personalidad propios de la persona con TLP: los miedos (sobre todo al abandono y a la soledad); las emociones intensas (sobre todo la rabia); y la forma de pensar y actuar en extremos (total dependencia o no querer saber nada). Esos tres aspectos, con el paso del tiempo, pueden acabar afectando negativamente la relación y ensombreciendo otros muchos aspectos positivos.


En una relación con alguien que tiene TLP es necesario que los dos, pero en un principio muy especialmente la pareja, conozca las características del trastorno para entender ciertas reacciones aparentemente desproporcionadas que pueden ir sucediendo a medida que el vínculo se hace más intenso. También es deseable que disponga de habilidades de comunicación, de validación y pueda poner límites personales. Aunque la pareja en un principio sea capaz de hacer esto, va a ser necesario que la persona con TLP trabaje duro para darse cuenta de sus emociones y formas de actuar y no se deje dominar por los rasgos de su personalidad que hemos mencionado más arriba. Es decir, también tendrá que aprender a no actuar impulsivamente, a comunicarse mejor, a validar y a ponerse límites personales.


Otro tema es que la pareja escogida puede ser alguien con sus propios problemas y sin recursos propios para mantener su estabilidad y su identidad en una relación emocionalmente intensa. En ese caso, ambos van a tener que aplicarse mucho para mantener el barco a flote, ya que la relación puede ser conflictiva y de gran sufrimiento para los dos, pudiendo potenciar los puntos débiles de cada uno.
 
C

Catalina

Si tienes un familiar, pareja o una persona a la que quieres con un diagnóstico de TLP y tu relación con ella es estrecha conviene que sepas que:

El TLP es uno de los 10 diferentes trastornos de personalidad (TP) y suele aparecer mezclado con rasgos de los otros TP. Si hay dudas en el diagnóstico el primer paso es acudir a profesionales especializados que puedan afinar en el mismo

Es básico que te informes lo antes posible de las características de este trastorno y busques ayuda para ti también.


La psicoeducación de los familiares es esencial:


Es muy útil disponer de información actualizada y transmitida por parte de un profesional especializado en TLP para evitar:

Caer en el catastrofismo y la incertidumbre cuando se sabe el diagnóstico.

Actuar de forma impulsiva buscando soluciones rápidas a cualquier coste.

Dar palos de ciego a la hora de buscar terapeutas o lugares de tratamiento.


El siguiente paso consiste en iniciar un proceso de aceptación de la persona que padece el TLP para conseguir:

No dividir a la persona en dos (la que desearíamos, cuando “está bien” y la que a veces es, cuando “está mal”) y aceptarla como un todo con los aspectos que nos gustan y los que no.

No invalidarla consciente o inconscientemente, pasando por alto sus necesidades reales y la validez de su forma de sentir, actuar y pensar aunque no sea la nuestra.

No verla como “un problema” sino como una persona con un trastorno mental severo.

No actuar con ella movidos más por sentimientos como miedo, pena u odio más que por empatía


Paralelamente a los dos pasos anteriores es esencial que te observes a ti mismo y te hagas consciente de cómo te está afectando a ti y a tu vida la convivencia con el TLP para:

Buscar ayuda profesional para ti si crees que puedes tener depresión o ansiedad a nivel clínico, si estás teniendo conductas más impulsivas, agresivas o evitativas de lo habitual, si han aumentado de forma importante algunos síntomas como insomnio, cefaleas, molestias gástricas...

Detectar si puedes estar manteniendo conductas no adaptativas de la persona con TLP sin ser consciente de ello.

Protegerte y no quemarte demasiado rápido si quieres poder seguir estando al lado de la persona querida que tiene TLP.
No caer en la codependencia y no descuidar al resto de personas de la familia que también pueden necesitarte.

Darle al TLP el mensaje de que él no es el único que tiene que hacer cambios sino que también el entorno familiar tiene que mejorar. Esto le supone un alivio y validación.

Sabemos y así lo hemos visto en estos años de trato con cientos de familiares que es un proceso largo y difícil que pasa por varias fases, pero es posible hacerlo y los beneficios compensan el esfuerzo.


Si eres pareja de una persona afectada

Al igual que los familiares es importante que te informes de las características del trastorno para comprender algunas de las conductas del TLP que pueden afectar más a la relación como: promiscuidad sexual, abuso de sustancias, cambios bruscos de humor, idealización y devaluación, aproximación y rechazo, dependencia etc.

Este tipo de conductas no son de fácil control para personas que no siguen un tratamiento. No las tomes a título personal aunque pongas tus límites y motiva a tu pareja para que se ponga en tratamiento.

A diferencia de lo que se piensa a veces, algunas personas que padecen TLP pueden llegar a mantener relaciones largas y estables a su manera, aunque el entorno las entienda como caóticas. Muchos se casan y tienen hijos.

El TLP puede ser una persona con gran poder de seducción tanto en el ámbito físico como por su personalidad ya que suelen ser inteligentes, originales, sensibles, cultos y con talentos artísticos y creativos.

Pueden iniciar relaciones de pareja de forma muy temprana, son frecuentes las relaciones cambiantes y poco duraderas. Si cumplen el criterio diagnóstico 4º de impulsividad es posible que tengan promiscuidad sexual, lo que dificulta el mantenimiento de relaciones estables. Suelen crear vínculos de dependencia y amor-odio con sus parejas y caen con cierta facilidad en relaciones de malos tratos.

Ante este panorama se podría pensar que las personas con TLP se plantean las relaciones de pareja de forma muy diferente a los demás, pero nada más lejos de la realidad. La mayoría de los casos, sobre todo mujeres, tienen deseos y expectativas muy normales puesto que les encantaría tener una pareja estable; sentirse protegidas; ser madres y tener una familia propia. Sufren enormemente cuando sus

deseos se truncan por la acción de sus propios síntomas y conductas.



Homosexualidad

No se conocen estudios serios ni concluyentes sobre la mayor incidencia de la homosexualidad entre pacientes de TLP. Sí es cierto que las dificultades de identidad propias del trastorno pueden llevar más a menudo a dudas sobre las preferencias sexuales y sobre la propia identidad sexual.



¿Dónde puedes obtener ayuda como pareja?

Puedes asistir a los seminarios psicoeducativos para familiares, implicarte en la terapia que siga tu pareja, consultar libros de auto ayuda dirigidos a parejas.



Si eres hermano/a de una persona con TLP

Tu papel es muy importante y has de formar un equipo junto con tus padres. Es posible que pienses que tu hermano podría esforzarse más, que es un “consentido” de tus padres, que les hace “la vida imposible” y que ellos deberían actuar de otra manera. Tus padres necesitan tu apoyo y comprensión porque no es fácil para ellos equilibrar la atención que requiere la persona con TLP. Evita culpabilizarlos y haz críticas constructivas aportando alternativas. También pueden aparecer celos, ya que la persona con TLP suele idealizar la suerte de sus hermanos y pensar que son mejores que él.

Pero en muchos casos puede haber una buena relación de complicidad y apoyo entre la persona con TLP y sus hermanos.



Si eres amigo/a de una persona con TLP

Piensa que las personas con TLP necesitan de los demás y buscan a veces de forma desesperada vincularse a otras personas. Tienen un enorme miedo a al rechazo y a ser abandonados, esto hace que a veces puedan ser absorbentes, impacientes y exigentes con sus amistades. Lo suelen dar todo en las relaciones y pueden tener también expectativas muy elevadas respecto a cómo han de ser los otros con ellos. Su forma de ver las cosas “en extremos” les hace que idealicen y luego devalúen a una misma persona. Estas actitudes aumentan el tan temido rechazo hacia ellos y se genera un círculo vicioso que llena de desesperanza y frustración a la persona con TLP, que ve perder y cambiar sus amistades o cada vez le cuesta más encontrarlas.

Sin embargo hay que valorar que las personas con TLP dan gran importancia a la amistad, son muy sensibles y solidarios cuando alguien lo necesita, rechazan en extremo las injusticias sociales, son humanitarios y pueden aportar mucho en una relación.

Si aprecias a alguien con este problema intenta no juzgar su conducta de entrada, infórmate sobre el trastorno que padece, se sincero y asertivo con él si hay algo que te moleste. Sé flexible y comprensivo. Intenta sobre todo ser muy honesto y transparente.
 
P

Pau_b

hola carmela, que interesante...mi prima lo padece y mi tia ya no sabe como ayudar...como familia queremos guiarla a un tratamietno, que ella no asume que necesita...¿como podemos hacer que ella asuma que sufre de TLP y desee tratarse?
es dificil, ella ya tiene 27 años
gracias
 
L

Lluna

Hola Pau, bienvenido al foro :d

Si te parece puedes presentarte en el apartado de presentaciones y explicarnos un poco de vuestra historia en el de familiares y amigos.

Trataremos de ayudaros.
 

Victoria

Usuario
Registrado
10/7/14
Mensajes
39
Edad
39
Género
Femenino
Familiares con tpl

Un familiar coincide con todas las caracterícticas del TPL. Hemos hecho todo a nuestro alcance con la mayor paciencia y empatía. Pero por el contrario, empeora y persive de manera opuesta cualquier cosa que le digamos. Por supuesto que se niega rotundamente el tratamiento ya que considera que somos nosotros los que le queremos hacer daño. Necesito me ayuden, ya que afecta mucho a mi vida personal y ya no sé como tratarlo. Gracias.
 
C

Catalina

Hola Victoria,
Si te parece puedes pasar por presentaciones para conocernos y darte la bienvenida y
en el apartado de familiares y amigos, cuéntanos un poco la historia e intentaremos ayudarte.
 
P

Pato

Hola Carmela, que significa pasar por presentaciones, yo tengo mi hija de 19 años con tlp, diagnosticada hace 4 años, ya estuvo internada por varios cortes, está medicada y va dos veces por semana a un terapeuta, pero mi marido y yo nos sentimos frustrados cada vez que tiene una recaída, ayer regresó a casa después de 4 días de ausencia. NO sabemos como actuar.! me gustaría si me pueden dar una mano o si saben de algún lugar en Bs As donde se pueda encontrar algún grupo que pase por lo mismo. Gracias
 

Vic

Usuario poco activo
Registrado
1/3/15
Mensajes
2
Edad
51
País
España
Género
Femenino
Hola, Soy nueva en este foro. He leído las entradas y me han gustado así que me animo a escribir aquí concretamente. Estuve en una relación de 8 años que se acabó hace tres. Sigo sin embargo viendo a mi expareja a diario prácticamente pues trabajamos en el mismo centro. Su dinámica tiende a ser muy similar (aunque ahora solo puntual) incluso tras tres años de distanciamiento. Estoy en terapia desde hace un año puesto que acabé devastada. A la psicóloga le he contado todo lo que he vivido con la persona a la que amaba (luces y sombras, dulzura e infierno, caos, ira, sentimientos on/off de él hacia mi a juzgar por lo que decía y hacia etc, era una montaña rusa con episodios muy crueles cada vez más frecuentes, al final me metí a emular sus verbalizaciones y sentía violencia dentro de mi; llegó a convencerme de que yo era el problema, la que causaba la ira, las descalificaciones, los engaños a través de lo que llamé "excursiones emocionales"; me marché asustada de casa porque no me reconocía -le dejé la casa donde yo vivía ante de conocerle porque con todo necesitaba pensar que yo no le hacía daño, en muchos momentos seguía empatizando con él y el siempre se presentaba como víctima).
La psicóloga me hizo
un diagnostico inicial de maltrato (yo como persona que había sido y permitido un comportamiento de maltrato con puntual agresión física (diez veces en 8 años) dentro de un cuadro de persona (mi empareja con estereotipos machistas y con una conformación emocional y expectativas dentro de ese parámetro cultural). Ahora al tener más información después de un año de sesiones semanales me apuntó el otro día que mi empareja parecía ser una persona con TLP o con muchos rasgos de este tipo de trastorno. Prefiero ser prudente al decir esto porque quien está siendo diagnóstica soy yo como "la pareja de".


Quiero ver si escuchar a otras personas me ayuda a entender y seguir adelante con mi vida recobrando mi propio centro. Quiero saber si tiene sentido decirle a él, cuando encuentre el valor para hacerlo, lo que parece que padece por si (lo dudo…) decide ponerse en manos de un psiquiatra para tener un diagnostico positivo o negativo. Y si tiene sentido, cómo hacerlo para no dañarle y que además el pueda ser receptivo a mis palabras.

Gracias, muchas gracias.
 
Z

Zaira

Bienvenida, Vic.

Según lo que comentas, ya no eres pareja de esa persona, así que tratar de ayudarle podría ser contraproducente. Lo más urgente ahora sería recuperarte tú y superar el daño que te hizo esa relación. Ninguna enfermedad, ni tampoco el TLP, justifican el maltrato, aunque en vuestro caso probablemente la enfermedad agravó las cosas. Pienso que ahora lo mejor para ti es tratar de desculpabilizarte y mirar hacia el futuro. Yo no hablaría con él de estas cosas, a no ser que él mismo me pidiera ayuda y en ese caso le daría mi opinión, pero no me implicaría más, porque no creo que ahora seas capaz de ayudarle, ni él esté preparado para dejarse ayudar, además de que ahora lo primero has de ser tú misma.
 

Vic

Usuario poco activo
Registrado
1/3/15
Mensajes
2
Edad
51
País
España
Género
Femenino
Hola Zaira,
Muchísimas gracias por haber respondido tan pronto. No lo esperaba y, francamente, agradezco la rapidez.
Sí, estoy tratando de asentar la información leída estos días. Me ha dejado conmocionada. He de decir que, al tiempo, siento momentos de alivio pensando: no era yo, no era yo la culpable de todo (de la ira, descalificaciones, engaños). También me doy cuenta de que no haberme validado a mi misma en tantas cosas es mi propio problema, esto es, aquello que tengo que seguir trabajando con la psicóloga a la que voy semanalmente.

Es cierto que llegué a asumir su narración y a perder mi propio centro y cofianza en mis emociones, creencias acerca de muchas cosas, mis valores (ridiculizados) y también el se desdibujó como referente, tampoco sabía cuál era la calidad de sus sentimientos hacia mi, dónde estaba en ese sentido; el miedo a sus estallidos y esa crueldad que se intensificaba si yo lloraba o intentaba razonar (esa fue la parte de mi propia locura, entrar a razonar y a que entendiera el dolor que me causaba con sus acciones y palabras durante horas y horas) fueron también una constante. Durante años pensé que era yo, que era hipersensible y que tenía que aprender a no tener miedo (era como la imagen de un padre autoritario, riguroso y exigente; todo era debido; lo mío era debido, o no valía la pena. Aun el otro día se lo dije en una conversación que no debió de suceder (yo soy responsable): desagradecido y despreciativo, yo la culpable de todo, de las cosas más tontas y de las más cargadas emocionalmente. De todo.

Y luego esos correos escritos a mujeres a kms de distancia que eran como los que me había escrito a mi (yo decía que siempre escribía a fantasmas, y que yo misma, mi ser real, había sido asfixiada por el fantasma ideal que él había construido) y con las que me comparaba siempre en detrimento mío. Se relacionaba con ellas hablándoles igual. Unas veces que si era literatura, recientemente en una conversación que no tuvo que tener lugar (la responsabilidad fue mía…) que era genuino, y que eso era lo que me "jodía" a mi, pero que duraba lo que duraba.


Para sobrevivir al caos durante años yo me agarraba a mis propios sentimientos, trataba, incluso cuando el me insultaba, de verle como un niño asustado que necesitaba que yo le mostrara solidez. Era mi forma intuitiva de lidiar con aquello. Pero todo lo negativo, la violencia verbal etc, el caos de no saber quién era yo para él me fue rompiendo. Eso es lo que te expliqué ayer. Cuando leía la información sobre rasgos TLP venían demasiadas imágenes a mi recuerdo. Hubo una, de tantas otras semejantes de princesa a despojo de mujer el mismo día: un medio día cuando supo que había tenido un gesto para protegerle en una determinada situación (una persona a quien él le tenía afecto había fallecido y yo me enteré cuando estábamos el y yo cenando con unos familiares; preferí esperar a quedarnos solos para que él se sintiera libre de dejarse sentir y no estuviera limitado por la presencia de otras personas) me dijo lo maravilloso que era tenerme en la vida, que era lo más bonito que le había pasado. Cuatro horas después me dijo que era una imbécil con cara de desprecio y me solmenó una bofetada. Qué había sucedido. Estaba agitado porque su hermano (con quien se lleva muy bien) no había guardado la manguera en la casa de campo de sus padres y empezó a hacer comentarios negativos acerca de su hermano. Yo le dije, Jesús, narices, es un despiste. Ya está bien de tanta negatividad con todo el mundo. Eso bastó. Aquel día me recuerdo caer a trocitos como si fuera de cristal. Antes y en otras ocasiones siempre había tenido el contexto de mi insistencia antes de la patada o el puñetazo, o el contexto de haber tratado de que corrigiera una descalificación….mis intentos eran absurdos, recibía todavía más y más y más.


Hay mucho más que llevo dentro y que voy viendo con mi psicóloga para poder reconstruirme. Sin duda, algo falló en mi cuando perdí mi propio referente y me olvidé tanto de mi. Eso es sin duda mi responsabilidad...

Gracias por su consejo. Con bastante seguridad la psicóloga a la que veo semanalmente me va a decir lo mismo que me escribió usted. Sus palabras, las que me mandó anoche me han ayudado. Se lo aseguro.
Gracias de nuevo
Victoria
 
Z

Zaira

Victoria, me alegro de que mis palabras te hayan servido. Tienes mucho que sacar y que llorar, seguro que tu psicóloga te ayudará en ello. Y me parece que te sigues culpabilizando mucho. Lo pasado ya pasó, tienes que aprender a perdonarte. Está bien que asumas tu responsabilidad, pero no seas tan dura contigo misma. ;)
 
A

Adela

Totalmente de acuerdo con Zaira, en caso de que por las circunstancias tengas algún contacto
con él, no le trates como un enfermo porque empeorarás las cosas, lo mejor es que sigas tu
vida y salgas de ahí con la ayuda de tu psicóloga y piensa solo en ti.

Suerte.
 

Ricardo0903

Usuario poco activo
Registrado
28/9/15
Mensajes
4
Edad
52
País
Lima
Género
Masculino
Ánimo
Preocupado
Hace 5 años soy pareja de una persona diagnosticada con TLP. No supe del diagnostico hasta hace muy poco. Tuvimos una relación difícil. Con mucho conflicto. Yo iba a y venia de la relación por la inestabilidad que sentía. Los dos somos divorciados y tenemos dos hijos cada uno. Yo tengo 46 años y ella 39. Hace unos meses decidimos mudarnos juntos. En estos meses poco a poco las discusiones comenzaron a aparecer. cada vez fueron mas frecuentes. Hasta que finalmente se la ira fue muy fuerte. Me boto de la casa. Ella fue internada por unos días y fue en ese momento que me entere del diagnostico. Fue realmente revelador pues me permitió entender mucho por lo habíamos pasado. No ha idos fácil llevar una vida juntos. Ella es dependiente de pastillas, compra de forma obsesiva a veces, ha perdido los trabajos y tiene desordenes alimenticios.

Hoy tengo que decidir sobre el futuro juntos. La razón me dice que lo mejor seria cortar la relación, evitar el riesgo para mi y mis hijos. Pero mi corazón me impulsa a querer estar a su lado, cuidarla y buscar la forma de ser felices.

Es una decision difícil de tomar, pues ella aun no es consciente de su trastorno. Hoy tengo mil dudas sobre si es posible tener una vida plena junto a una persona con TLP. Todo lo que he leído ha sido negativo. No encuentro aun un testimonio de relaciones exitosas. Es acaso un imposible? Existe un momento en la vida cuando el trastorno desaparece o se mitiga con la edad?
 

Luzsolar

Usuario poco activo
Registrado
6/2/16
Mensajes
6
Género
Femenino
Que triste yo aún amo a mi ex prometido, pero él ya no quiere saber nada de mí porque soy la única persona que le ha dicho claramente que él necesita ayuda, estoy practicamente segura de que tiene TLP. Nunca buscó ayuda profesional , solo de "amigos" y "consejeros". Él dice que estaba profundamente enamorado de mí, pero luego dejó de idealizarme y me despreció horrible de un día para otro. Es dependiente de la aprobación de su papá y amigos y como ellos no querían que se casara, entonces terminó cediendo, luego yo lo busqué y me dijo que me amaba , que los días que se sentía mejor me extrañaba mucho, pero que otros días no quería saber nada de mí, ahí empecé a sospechar sobre que había algo inestable en su personalidad.
 

Melina

Usuario
Registrado
24/1/16
Mensajes
63
Edad
36
País
Pinamar
Género
Femenino
Ánimo
Anárquico
Hola Carmela, que significa pasar por presentaciones, yo tengo mi hija de 19 años con tlp, diagnosticada hace 4 años, ya estuvo internada por varios cortes, está medicada y va dos veces por semana a un terapeuta, pero mi marido y yo nos sentimos frustrados cada vez que tiene una recaída, ayer regresó a casa después de 4 días de ausencia. NO sabemos como actuar.! me gustaría si me pueden dar una mano o si saben de algún lugar en Bs As donde se pueda encontrar algún grupo que pase por lo mismo. Gracias

Un poco tarde, no? Pero en bs as loa lugares que tienen buenos tratamientos para tlp son la fundación foro y la fundación etsi. Espero te ayude.
 

Timi73

Usuario poco activo
Registrado
12/5/16
Mensajes
10
Edad
30
Género
Femenino
Hola soy nueva recién me registro en este grupo foro . Mi pareja es border , yo no y quisiera que me ayudaran a entenderla un poco mejor . Una mano HELP
 

Melina

Usuario
Registrado
24/1/16
Mensajes
63
Edad
36
País
Pinamar
Género
Femenino
Ánimo
Anárquico
Hola! Seria bueno que tu pareja haga terapia. Lo único que te puedo decir yo es que seguramente sea muy sensible, muy vulnerable, tal vez extremista y aunque pueda parecee agresiva. Lo mas problable es que abajo de esa postura alla alguien sufriendo. Lo bueno de hacer terapia es que nos empezamos a conocer y manejar cosas de nosotras mismas y eso se hace con ayuda profesional. También es bueno si hace terapia y sos su pareja que ouedas hablar con su psicologa y explicarte ella. Asi hizo mi psicóloga con mi pareja hace poco. Yo tuve bastante miedo, pero ella dice quele sirvió. Saludos!
 

Nasa

Usuario poco activo
Registrado
30/7/16
Mensajes
1
País
Argentina
Género
Femenino
Hola Pato, mi hija de 15 con tlp está diagnosticada en primera instancia por una psiquiatra y psicologa que la trató durante 3 años, con baja medicación y poco exito, porque sus crisis y su estado fue empeorando.
Tenemos en buenos Aires, poca informacion para poder ayudar , contener y ser contenidos. Es duro el camino, y en mi caso, estando sola para todo, se agrava .
Yo sigo buscando por internet, grupos aqui en buenos Aires, pero no he tenido exito.
Cambiamos muchas veces de terapeuta, y hace 3 meses, por la obra social, conseguimos un centro de salud, que en menos de un mes, diagnosticó a mi hija, la asiste en crisis, además de aumentar su terapia psicologica y medicación , para cuando se encuentra desbordada.
No tenemos el mismo caso de viviencia y convivencia porque ustedes son una familia, y por acá, solo somos nosotras dos. abuelos/as borrados desde siempre, padre ausente y lo que tenemos, es amigos/as con sus vidas propias que sólo hacen lo que pueden para ayudar, pero las decisiones y las crisis severas, las pasamos solas.
Si queres, podemos mantenernos en contacto, y compartir nuestras experiencias.
 
Arriba